Legaloner

Permiso TRABAJO altamente cualificado

El permiso para profesionales altamente cualificados bajo la Ley de Emprendedores

Comencemos definiendo este permiso. ¿Qué implica y para quiénes está destinado?

 

El permiso de trabajo para profesionales altamente cualificados es una autorización de residencia otorgada a extranjeros provenientes de fuera de la Unión Europea que iniciarán labores en roles técnicos o con requisitos específicos de experiencia laboral.

Se enfoca en directivos o gerentes con responsabilidades de equipo, así como en roles que demandan una formación muy específica.

En este artículo, destacaremos las diferencias entre este permiso y el permiso de trabajo estándar, la mayoría de las cuales ofrecen grandes beneficios.

La mayoría de estas diferencias provienen de que el PAC (permiso para profesionales altamente cualificados) está regulado por la Ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, que busca atraer talento y fomentar la economía del país mediante amplias facilidades para los extranjeros.

Examinemos estas ventajas y aspectos clave a considerar para solicitar con éxito este permiso especial de trabajo y así poder obtar a entrar en una bolsa de trabajo en España.

 

Posibilidad de solicitud desde España o desde el país de origen

 

Una de las principales ventajas de este permiso radica aquí, una laternativa real al arraigo laboral.

El interesado en obtenerlo puede iniciar el trámite desde su país de origen o directamente desde España, siempre y cuando se encuentre en situación legal en el territorio español (ya sea con un visado de turista, estudios u otro permiso de residencia no lucrativo). Este proceso permite obtener la residencia.

 

Si el extranjero está fuera de España, deberá primero solicitar la autorización de residencia en el consulado español de su región. Una vez obtenida, recibirá el visado y podrá ingresar a España para registrar sus huellas y obtener la tarjeta de residencia o TIE.

La solicitud del permiso está ligada a la empresa empleadora

A pesar de que el extranjero pueda iniciar el trámite en España o en su país de origen, quien inicia oficialmente el proceso es la empresa que lo contratará.

 

Un representante de la empresa debidamente acreditado también puede realizar el trámite. La compañía que contrata será responsable de preparar los documentos iniciales y enviarlos a las autoridades competentes.

 

Este punto es esencial: el permiso para profesionales altamente cualificados está ligado a la empresa empleadora. Si durante la validez de la tarjeta de residencia cambias de empleo, eres despedido o decides dejar el trabajo, perderías la residencia y no podrías renovarla.

Tendrás 30 días para notificar a la UGE (Unidad de Grandes Empresas) tu situación y puedes optar por dos alternativas: encontrar una nueva oferta calificada o cambiar a otro tipo de permiso de residencia.

 

Restricciones y requisitos para la empresa

No todas las empresas cumplen con los requisitos para contratar a profesionales altamente cualificados, aunque el perfil del candidato y la oferta laboral sean adecuados. El tipo de empresa también juega un papel fundamental y no todas son aptas.

Para contratar a un PAC, la empresa debe estar dentro de una de estas categorías:

Ser una gran empresa Ser parte de un grupo de empresas Ser una PYME en un sector estratégico para España Desarrollar un proyecto de interés general Existe una excepción: las empresas que buscan contratar a graduados o posgraduados de universidades de negocios reconocidas en España. En estos casos, el tamaño de la empresa o el sector de actividad no serían determinantes.

 

La UGE, institución encargada

La UGE, en lugar de las oficinas de extranjería de cada ciudad, se encarga de gestionar todas las solicitudes de este tipo de permisos bajo la Ley de Emprendedores. Aunque físicamente está en Madrid, procesa solicitudes para toda España. De esta forma puedes tener trabajo en Madrid, Barcelona, O la coruña.

Tienes tres opciones para presentar la solicitud:

Realizarlo por completo en línea a través de la página de la UGE Usar el registro público de la subdelegación del gobierno en cualquier ciudad Presencialmente, si te encuentras en Madrid No se requiere tener en cuenta la situación nacional de empleo

A diferencia de los permisos de trabajo regulares, con el permiso para profesionales altamente cualificados no es necesario tener en cuenta la situación nacional de empleo. Esto facilita mucho más las oportunidades para el extranjero, quien solo debe centrarse en encontrar la empresa adecuada y cumplir sus requisitos personales.

La empresa no necesita presentar un certificado de empleo negativo que confirme la falta de trabajadores nacionales dispuestos a ocupar el mismo puesto.

Duración y validez inicial de la autorización

Este permiso ofrece una ventaja en cuanto a la validez inicial de la autorización de residencia y trabajo. Ofrece una duración de tres años en lugar de uno (a menos que la relación laboral sea de menor duración, en cuyo caso el plazo se ajustará).

Con este permiso, el extranjero puede residir legalmente durante tres años en España, renovar por dos años más y, después de la tercera renovación, solicitar la residencia de larga duración.

Requisitos laborales específicos

El puesto de trabajo es uno de los aspectos más importantes de esta solicitud. Un documento explicativo detallado sobre las características del puesto, responsabilidades y funciones es crucial para determinar si es suficientemente cualificado.

Un requisito adicional relacionado con el trabajo es el salario. Existen criterios específicos sobre el salario mínimo que el profesional altamente cualificado debe percibir, pero en términos generales:

Para directivos o gerentes, el sueldo mínimo es de 50,000 € al año. Para categorías inferiores, el sueldo mínimo es de 40,000 € al año.

Formación del trabajador

El perfil académico del solicitante es de suma importancia. Aunque se requiere un título universitario, máster o doctorado para esta autorización de residencia, también es posible solicitarla si el solicitante no ha completado estos niveles educativos.

En este caso, se debe demostrar una experiencia laboral mínima de tres años en el sector realizando tareas similares a las que realizará en la empresa contratante.

Autorización inicial de residencia y trabajo de profesionales altamente cualificados (HI 21)

Para poder solicitar la autorización de residencia y trabajo en España bajo este régimen, se deben cumplir una serie de requisitos específicos:

  1. No ser ciudadano de un país de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, ni familiar de aquellos que estén bajo el régimen de ciudadano de la Unión.
  2. No estar en situación irregular en territorio español.
  3. Carecer de antecedentes penales tanto en España como en países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
  4. No tener prohibida la entrada en España ni figurar como rechazable en países con los que España tenga convenios al respecto.
  5. Que la situación nacional de empleo permita la contratación, determinada por:
    • La ocupación que el trabajador desempeñará debe estar en el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura del Servicio Público de Empleo Estatal.
    • La Oficina de Extranjería competente considera que el puesto no se ha podido cubrir según el certificado del Servicio Público de Empleo sobre la gestión de la oferta de empleo.
  6. La autorización se dirige a ciudadanos de Estados con acuerdos internacionales (Chile y Perú) y se basa en el artículo 40 de la Ley Orgánica 4/2000.
  7. Presentar un contrato entre el empleador y el trabajador que garantice una actividad laboral continua durante la validez de la autorización de residencia y trabajo.
  8. El contrato debe ajustarse a las condiciones legales vigentes y el salario anual bruto debe ser al menos 1,5 veces el salario bruto anual medio de la profesión que se va a ejercer, o 1,2 veces en ciertas profesiones de necesidad particular (grupos 1 y 2 de la CIUO).
  9. El empleador debe estar inscrito en el sistema de Seguridad Social, cumplir con obligaciones tributarias y disponer de medios suficientes para el proyecto empresarial y las obligaciones contractuales.
  10. Si el empleador es una persona física, deberá demostrar recursos económicos suficientes una vez descontado el salario acordado, basados en el IPREM según el número de familiares a su cargo.
  11. Poseer la capacitación y, en su caso, la cualificación profesional necesaria para ejercer la profesión.