Legaloner

Visado de licenica no lucrativa

¿Qué es la residencia no lucrativa en España?

La residencia no lucrativa es un tipo de permiso que permite a ciudadanos no europeos vivir en España sin realizar actividades económicas. Este visado, otorgado a personas con fondos suficientes, es válido tanto para el solicitante principal como para su familia, quienes pueden acompañarlo en el país. También puedes tener otra opción intersante como el visado de estudiante.

 

La visa inicial tiene una duración de 1 año desde la entrada al territorio español, pero se puede renovar sucesivamente por períodos de 2 años hasta obtener la residencia permanente o de larga duración (después de 5 años).

 

Una de sus características principales es la prohibición de realizar actividades económicas o profesionales en España. Esto implica no trabajar para ninguna empresa del país debido a su naturaleza sin fines de lucro. No se requiere invertir en el país para obtener este visado, lo que, junto con pocos requisitos, lo hace fácil de adquirir. La única preocupación es demostrar medios suficientes para el sustento, sin suponer un gasto para el Gobierno.

 

¿Quiénes pueden optar por este visado?

Aunque no permite trabajar, es demandado por quienes desean retirarse en España, tienen suficientes fondos económicos para vivir sin trabajar, o desean permanecer un año sin trabajar para conocer el país antes de dedicarse a una actividad profesional. Para aquellos extranjeros que desean trabajar de forma remota en España, no es adecuado. Con la nueva residencia para nómadas digitales, podrán residir legalmente y trabajar de forma remota en España. Una iopción ideal para los estudiantes de inglés en el extranjero.

 

¿Cuánto tiempo dura la visa de estudiante en España? Duración y validez

La duración de la visa de estudiante varía según la duración de tus estudios. Para estudios de más de 1 año, la visa inicial puede ser válida hasta 2 años, evitando renovaciones anuales. Sin embargo, al llegar a España, se debe solicitar una tarjeta de residencia en la oficina de extranjería. Para estudios de 1 año, si la duración supera los 6 meses, recibirás una tarjeta de residencia; de lo contrario, solo un sello en el pasaporte.

 

¿Qué hacer si se prolongan tus estudios?

Si tus estudios se extienden más allá de la fecha de vencimiento de tu visa, puedes solicitar una extensión de la tarjeta de estudiante en la oficina de extranjería local.

 

Proceso de solicitud legal

Antes de comenzar con el procedimiento de solicitud, es fundamental conocer los requisitos necesarios para obtener este visado. Es crucial no ser ciudadano de la Unión Europea, mantener un estatus legal en España, demostrar medios económicos suficientes, tener seguro médico con cobertura total en España, ser admitido en el curso/universidad y cumplir con otros requisitos específicos según la duración del programa.

 

Documentos necesarios para el trámite

Los documentos requeridos incluyen autorización legal para menores, certificado médico, pasaporte y copia del mismo, comprobantes de fondos económicos, carta de aceptación del centro educativo, modelo EX-00 rellenado, detalles de alojamiento, entre otros. Todos los documentos deben estar legalizados y traducidos al español.

 

¿Puedo solicitar la visa estando en España?

Sí, puedes solicitar la visa estando en España. Deberás hacerlo dentro de los 90 días anteriores al inicio de tus estudios y no menos de 30 días antes. Necesitarás una cita con la Oficina de Inmigración local y debes estar empadronado en cualquier municipio. Es esencial tener los documentos preparados antes de los últimos 30 días de tu estatus legal en el país.

 

¿Debo presentar mis documentos en persona?

No es estrictamente necesario presentarlos personalmente. Puedes designar a un representante con una autorización notarial para realizar la solicitud en tu nombre. Sin embargo, el trámite debe realizarse físicamente en el consulado u oficina de extranjería.

 

¿Cuánto tiempo toma el proceso?

La solicitud suele recibir respuesta en un plazo máximo de un mes después de ser enviada.

 

¿Qué estudiar en España para obtener la visa de estudiante?

El curso debe estar en un Registro Público Oficial y tener una duración mínima de 20 horas semanales, conduciendo a la obtención de un título reconocido por el gobierno. Se aceptan estudios de todos los niveles educativos.

 

Traer a familiares a España

La visa permite traer al cónyuge, pareja de hecho e hijos menores de 18 años. Debes demostrar fondos adicionales y la relación familiar mediante documentos oficiales. La validez de su residencia está vinculada a la del estudiante y no se les permite trabajar en España durante ese período.

 

¿Puedo trabajar con mi visa de estudiante en España?

Sí, es posible trabajar hasta 30 horas semanales con este visado expedido después del 16 de agosto de 2022. Después de finalizar los estudios, hay opciones como la residencia para prácticas o la modificación de estancia para la búsqueda de empleo durante un año adicional.

Si necesitas ayuda con el proceso, nuestro equipo legal puede gestionar todo el procedimiento para obtener la autorización de residencia como estudiante en España, incluyendo los permisos para familiares y asesoramiento sobre trabajo mientras estudias. Lee más información sobre el arraigo por formación.

Participación Laboral en España para mujeres

En 2022, la tasa de actividad de mujeres de 16 a 64 años alcanzó el 71,1%, un aumento de 0,3 puntos porcentuales respecto a 2021 y de 8,3 puntos porcentuales respecto a 2007. La brecha de participación se ha reducido a menos de la mitad durante estos 16 años, disminuyendo a 8,5 puntos porcentuales desde el 19,8% en 2007.

 

La inactividad por estudios ha aumentado, llegando al 14%, mientras que ha disminuido debido a responsabilidades familiares y al «desánimo».

 

  1. Empleo: El empleo de mujeres de 16 años en adelante superó los 9.425.400, excediendo el máximo registrado en 2019, cuando se superaron por primera vez los 9 millones de mujeres empleadas. La tasa de ocupación para mujeres de 16 a 64 años aumentó en 1,6 puntos porcentuales en 2022, alcanzando el 60,5%. Asimismo, se ha avanzado en la reducción de la brecha de género desde el 21% en 2007 hasta el 10% en 2022.
  2. Desempleo: Durante 2022, el número de mujeres desempleadas de 16 años en adelante descendió en 198.700 (-10,9%), y la tasa de desempleo para mujeres de 16 a 64 años disminuyó en 2 puntos porcentuales, ubicándose en el 14,9%, 3,5 puntos porcentuales por encima de la tasa masculina. Las mujeres desempleadas de larga duración representan un 42% del total, según datos de Eurostat.
  3. Maternidad: Según Eurostat (datos de 2020), el porcentaje de mujeres inactivas o en empleos a tiempo parcial debido a responsabilidades familiares o personales fue del 4,9%, tres puntos porcentuales menos que en 2007.
  4. Nivel de Formación: El 49,5% de las mujeres activas poseen estudios superiores, mientras que solo el 26,6% tiene un nivel de educación bajo. En 2007, estos porcentajes eran casi iguales, alrededor del 37%/38%. Las mujeres predominan entre los ocupados con educación superior (52,8%). La brecha de género en tasas de empleo es mínima entre personas con altos niveles educativos (menos de 2 puntos porcentuales), pero supera los 11 puntos porcentuales en niveles intermedios y los 18 en niveles bajos.
  5. Sectores de Actividad: Las mujeres principalmente trabajan en el sector servicios, con 8.354.900 empleadas (el 88,6% del empleo femenino), destacándose en actividades como comercio, salud, educación y hostelería. Su presencia en la industria es limitada y mínima en la construcción. El mayor aumento del empleo femenino en 2022 se observó en hostelería, con 92.700 mujeres más ocupadas.
  6. Ocupaciones: Las mujeres ocupan principalmente roles vinculados a actividades científicas y profesionales, representando el 58,2% de los ocupados en estas áreas, y a niveles intermedios. Su presencia en puestos directivos, principalmente ocupados por hombres, es limitada, con solo el 3,3% de mujeres en estos roles frente al 6,2% de hombres.
  7. Trabajo a Tiempo Parcial: El 73,9% del empleo a tiempo parcial lo ocupan mujeres, aunque en menor medida que en la zona euro, donde más de un tercio trabaja a tiempo parcial. El peso del empleo a tiempo parcial aumenta progresivamente con la maternidad y el número de hijos, a diferencia de la temporalidad.
  8. Contratación: En 2022 se realizaron 8.445.700 nuevos contratos, de los cuales 3.061.000 eran indefinidos (36,3%), frente a los 933.600 de 2021 y los 1.031.600 en 2007. La Reforma Laboral busca disminuir la temporalidad.
  9. Trabajo Autónomo: En 2022, había 1.213.570 mujeres afiliadas medias al RETA, un aumento de 7.642 afiliadas respecto a 2021, representando el 36,5% del total. En el grupo de 30 a 34 años, este porcentaje alcanza casi el 40%, mientras que desciende al 30,5% entre los 16 y 19 años.
  10. Salarios: La brecha salarial ha disminuido gradualmente desde 2007, situándose en 2020 en el 9,4%, por debajo del promedio de la Eurozona (14,9%). La presencia de mujeres en los primeros deciles salariales disminuye mientras aumenta en los niveles medio y alto.