Legaloner

Cómo estudiar inglés en el extranjero sin gastar mucha plata

Es cierto que no es imprescindible hablar inglés para viajar, especialmente si visitas países donde el español o algún otro idioma que domines es hablado.

Por ejemplo, además de español, hablo italiano y tengo ciertos conocimientos de portugués, pero el inglés es el idioma que más utilizo cuando viajo, incluso en lugares de habla hispana como Latinoamérica o España, ya que me permite conversar con viajeros que no hablan mi idioma con estudiantes de intercambio.

En países de Asia o Europa, es imposible dominar todos los idiomas, ya que prácticamente cada país tiene el suyo propio. Aunque suelo aprender algunas frases clave y palabras en el idioma local, cuando mi limitado vocabulario se agota, el inglés es el idioma que más me ayuda a comunicarme.

Aunque no sea una condición imprescindible para viajar, considero que hablar inglés es fundamental para desenvolverse, ya sea en los controles de migración en aeropuertos, al completar formularios oficiales, para hacer voluntariado por el mundo o simplemente para entablar conversaciones con otros viajeros en hostales.

Estudiar en el extranjero mediante un curso es una excelente manera de mejorar, pero entiendo que no es accesible para todos debido a sus costos elevados. Por eso, quisiera compartir algunas formas económicas de aprender o mejorar tu inglés desde ya:

Alternativas al estudio de inglés en el extranjero

Las siguientes formas fueron cruciales para mejorar mi inglés. Antes de comenzar a viajar indefinidamente, a los 21 años trabajaba como guía de turismo en Buenos Aires. Tenía una base de inglés para comunicarme, pero sentía que mi vocabulario y fluidez eran limitados y las conversaciones superficiales.

Mi objetivo era mejorar mi inglés en un país de habla inglesa para regresar y trabajar en turismo con mayor confianza. Sin embargo, una vez que llegué a Nueva Zelanda, mis planes cambiaron.

El programa de Working Holiday Nueva Zelanda me permitió estudiar inglés en el extranjero, no en un aula tradicional, sino de la manera más efectiva: trabajando. Además de Nueva Zelanda, existen programas similares en varios países como Australia, Dinamarca, Irlanda, Noruega, Suecia, Japón, Alemania, entre otros.

La visa Working Holiday permite a jóvenes de distintos países vivir y trabajar durante un tiempo determinado, generalmente un año, aunque en casos como Australia puede extenderse hasta tres si se cumplen ciertos requisitos.

Empecé en Nueva Zelanda, ya que en 2009 era el único país que ofrecía este programa a los argentinos. Después, con el pasaporte italiano, tramité la Working Holiday Australia, luego también abierta a argentinos.

Mis trabajos en Nueva Zelanda y Australia variaron desde juntar brócoli en el campo hasta ser gerente de un resort en la costa australiana. A medida que mejoraba mi inglés, conseguía mejores empleos que me permitieron ahorrar para seguir viajando.

Para participar en estos programas hay requisitos como la edad al momento de tramitar la visa, generalmente límites de hasta 30 o 35 años, y otros criterios como la nacionalidad y viajar sin hijos. En el enlace proporcionado encontrarás más detalles sobre las Working Holiday.

Preguntas frecuentes estudiar inglés en el extranjero

¿Por qué optar por estudiar inglés en el extranjero?

Durante tu programa, te sumergirás en una cultura nueva y fascinante, rodeado de hablantes nativos las 24 horas del día. El inglés es esencial en la actualidad y viajar a países angloparlantes es la forma más rápida e interesante de dominarlo. Tus habilidades comunicativas mejorarán notablemente al practicar constantemente. Además, estudiar inglés fuera es una ventana abierta a viajar y explorar nuevos horizontes.

¿Cuál es el destino ideal para aprender inglés?

La gama de opciones es vasta. El destino óptimo será aquel que se ajuste a tus intereses. En ESL, personalizamos tu curso según tus necesidades. Contamos con más de 80 destinos en todo el mundo, desde Londres hasta Sídney, adaptados a cada tipo de estudiante.

¿Por qué elegir ESL para aprender inglés en el extranjero?

Nos apasionan los idiomas y desde 1996 hemos compartido esa pasión al ayudar a otros a descubrir el placer de aprender y viajar. Nuestro objetivo es que alcances tus metas lingüísticas, seleccionando cuidadosamente nuestras escuelas asociadas y manteniendo una estrecha relación con ellas. Queremos que nuestros estudiantes tengan la mejor experiencia en sus cursos de inglés fuera de su país.

Ya sea por motivos laborales, por interés personal o para combinar estudios con voluntariado o deportes, nuestra variedad de cursos de inglés en el extranjero te permite encontrar la opción ideal para ti. Explora nuestros diversos destinos y descubre dónde te llevará el inglés. finalmente podrias optar por el permiso de trabajo en España

Beneficios de estudiar inglés en el extranjero

Estudiar inglés en el extranjero se ha convertido en una experiencia enriquecedora y transformadora para millones de estudiantes en todo el mundo. Esta aventura educativa va más allá del dominio del idioma y ofrece una gama de beneficios que impactan tanto en el ámbito personal como profesional.

 

Inmersión Lingüística y Cultural

El mayor beneficio de estudiar inglés en el extranjero es la inmersión completa en el idioma y la cultura. Vivir en un país de habla inglesa proporciona una exposición constante al idioma en situaciones cotidianas, lo que acelera el aprendizaje y mejora la fluidez lingüística.

 

Mejora del Dominio del Idioma

La práctica constante y la interacción con hablantes nativos facilitan una comprensión más profunda del idioma. Los estudiantes adquieren habilidades lingüísticas más sólidas al escuchar, hablar, leer y escribir en inglés en un entorno auténtico.

 

Ampliación de Perspectivas

Estudiar inglés en el extranjero va más allá del idioma. Los estudiantes se sumergen en una cultura diferente, aprenden sobre tradiciones, costumbres y formas de vida distintas a las suyas. Esta experiencia promueve la apertura mental y la comprensión intercultural.

 

Desarrollo de Habilidades Sociales

Vivir en el extranjero fomenta la autonomía y la adaptabilidad. Los estudiantes aprenden a desenvolverse en situaciones diversas, a hacer nuevos amigos de diferentes partes del mundo y a resolver desafíos cotidianos, lo que fortalece sus habilidades sociales y emocionales.

 

Crecimiento Personal

La experiencia de estudiar en el extranjero desafía a los estudiantes a salir de su zona de confort, afrontar la incertidumbre y a crecer a nivel personal. Desarrollan la independencia, la confianza en sí mismos y la capacidad de superar obstáculos.

 

Ventajas Profesionales

El dominio del inglés es una habilidad altamente valorada en el ámbito laboral globalizado. Estudiar en el extranjero mejora las habilidades comunicativas en inglés y agrega un elemento diferenciador al currículum, lo que puede abrir oportunidades laborales internacionales.