Legaloner

Residencia en España familiar

Tarjeta de residencia de familiar

La tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la Unión Europea es un documento para los familiares de ciudadanos de la UE, EEE o Suiza que no son de esos países. Permite vivir en España por más de tres meses. Tenemos diferentes tipos de caso y trámites como: arraigo familiar, reagrupación familiar para obtener el permiso de residencia en España

Requisitos y tipos de residencia familiar

  • Tarjeta inicial.
  • Tarjeta de residencia permanente.

¿Quiénes pueden aplicar a la estacia familiar?

Familiares como cónyuges, parejas, ascendientes y descendientes.

Validez:

  • 5 años (tarjeta inicial).
    10 años (residencia permanente).

Cómo tramitarla:

En persona ante Oficinas de Extranjería, Jefaturas Superiores o Comisarías de Policía.

Documentos necesarios:

Formulario de solicitud (EX19), comprobante de pago de tasa, pasaporte válido, documentos que prueben el vínculo familiar, DNI español o certificado de registro de ciudadano de la UE, y otras pruebas si corresponde.

Detalles del proceso:

Iniciativa: solicitud del interesado.

Tipo de procedimiento:

Autorizaciones y concesiones.

Resolución para tarjeta de residencia en Espana:

Llevada a cabo por autoridades designadas.
Plazo máximo de resolución: 3 meses.
Recursos disponibles en caso de desestimación o desacuerdo con la resolución: reposición (1 mes) o contencioso-administrativo (2 meses desde la publicación).»

Residencia permanente en España

La residencia permanente en España se concede a ciudadanos de la UE y a familiares no pertenecientes a la UE que hayan vivido legalmente en España por cinco años seguidos, dest forma podrán obtener el número NIE

 

También pueden obtener residencia permanente antes de los cinco años aquellos que:

Trabajadores que cumplen con los requisitos de jubilación y han estado en España por al menos tres años.

  1. Trabajadores con discapacidad tras dos años continuos en España.
  2. Trabajadores que han trabajado tres años en España y ahora trabajan en otro país de la UE pero mantienen su residencia en España.
  3. Familiares de ciudadanos de la UE que han vivido legalmente en España por cinco años.
  4. Los familiares de ciudadanos de la UE pueden obtener una tarjeta de residencia permanente después de vivir legalmente en España por cinco años, manteniendo vínculos familiares o régimen comunitario en caso de eventos como fallecimiento o divorcio.
  5. Los familiares que vivían con un ciudadano de la UE que haya adquirido residencia permanente también pueden obtenerla si el ciudadano fallece, bajo ciertas condiciones.
  6. Para solicitarla, el interesado debe dirigirse a la Oficina de Extranjería de su provincia con los documentos requeridos, que incluyen pasaporte válido, pago de tasas y documentos que respalden su situación de residencia permanente

Participación Laboral en España para mujeres

En 2022, la tasa de actividad de mujeres de 16 a 64 años alcanzó el 71,1%, un aumento de 0,3 puntos porcentuales respecto a 2021 y de 8,3 puntos porcentuales respecto a 2007. La brecha de participación se ha reducido a menos de la mitad durante estos 16 años, disminuyendo a 8,5 puntos porcentuales desde el 19,8% en 2007.

 

La inactividad por estudios ha aumentado, llegando al 14%, mientras que ha disminuido debido a responsabilidades familiares y al «desánimo».

 

  1. Empleo: El empleo de mujeres de 16 años en adelante superó los 9.425.400, excediendo el máximo registrado en 2019, cuando se superaron por primera vez los 9 millones de mujeres empleadas. La tasa de ocupación para mujeres de 16 a 64 años aumentó en 1,6 puntos porcentuales en 2022, alcanzando el 60,5%. Asimismo, se ha avanzado en la reducción de la brecha de género desde el 21% en 2007 hasta el 10% en 2022.
  2. Desempleo: Durante 2022, el número de mujeres desempleadas de 16 años en adelante descendió en 198.700 (-10,9%), y la tasa de desempleo para mujeres de 16 a 64 años disminuyó en 2 puntos porcentuales, ubicándose en el 14,9%, 3,5 puntos porcentuales por encima de la tasa masculina. Las mujeres desempleadas de larga duración representan un 42% del total, según datos de Eurostat.
  3. Maternidad: Según Eurostat (datos de 2020), el porcentaje de mujeres inactivas o en empleos a tiempo parcial debido a responsabilidades familiares o personales fue del 4,9%, tres puntos porcentuales menos que en 2007.
  4. Nivel de Formación: El 49,5% de las mujeres activas poseen estudios superiores, mientras que solo el 26,6% tiene un nivel de educación bajo. En 2007, estos porcentajes eran casi iguales, alrededor del 37%/38%. Las mujeres predominan entre los ocupados con educación superior (52,8%). La brecha de género en tasas de empleo es mínima entre personas con altos niveles educativos (menos de 2 puntos porcentuales), pero supera los 11 puntos porcentuales en niveles intermedios y los 18 en niveles bajos.
  5. Sectores de Actividad: Las mujeres principalmente trabajan en el sector servicios, con 8.354.900 empleadas (el 88,6% del empleo femenino), destacándose en actividades como comercio, salud, educación y hostelería. Su presencia en la industria es limitada y mínima en la construcción. El mayor aumento del empleo femenino en 2022 se observó en hostelería, con 92.700 mujeres más ocupadas.
  6. Ocupaciones: Las mujeres ocupan principalmente roles vinculados a actividades científicas y profesionales, representando el 58,2% de los ocupados en estas áreas, y a niveles intermedios. Su presencia en puestos directivos, principalmente ocupados por hombres, es limitada, con solo el 3,3% de mujeres en estos roles frente al 6,2% de hombres.
  7. Trabajo a Tiempo Parcial: El 73,9% del empleo a tiempo parcial lo ocupan mujeres, aunque en menor medida que en la zona euro, donde más de un tercio trabaja a tiempo parcial. El peso del empleo a tiempo parcial aumenta progresivamente con la maternidad y el número de hijos, a diferencia de la temporalidad.
  8. Contratación: En 2022 se realizaron 8.445.700 nuevos contratos, de los cuales 3.061.000 eran indefinidos (36,3%), frente a los 933.600 de 2021 y los 1.031.600 en 2007. La Reforma Laboral busca disminuir la temporalidad.
  9. Trabajo Autónomo: En 2022, había 1.213.570 mujeres afiliadas medias al RETA, un aumento de 7.642 afiliadas respecto a 2021, representando el 36,5% del total. En el grupo de 30 a 34 años, este porcentaje alcanza casi el 40%, mientras que desciende al 30,5% entre los 16 y 19 años.
  10. Salarios: La brecha salarial ha disminuido gradualmente desde 2007, situándose en 2020 en el 9,4%, por debajo del promedio de la Eurozona (14,9%). La presencia de mujeres en los primeros deciles salariales disminuye mientras aumenta en los niveles medio y alto.

Requisitos para la Residencia Familiar en España

  1. Relación Familiar

La residencia familiar se aplica a cónyuges, hijos menores de edad o dependientes económicamente, y padres o progenitores a cargo.

 

  1. Vínculo Legal

Es esencial demostrar la relación familiar a través de documentos legales reconocidos por las leyes españolas, como certificados de matrimonio, nacimiento o adopción.

 

  1. Medios Económicos

El solicitante debe demostrar medios económicos suficientes para cubrir las necesidades de la familia sin depender de ayudas públicas.

 

  1. Seguro Médico

Es necesario contar con un seguro médico público o privado para cada miembro de la familia.

Beneficios de la Residencia Familiar

Reunión Familiar

Permite a los miembros de la familia vivir juntos en España legalmente.

 

Acceso a Servicios Sociales y de Salud

Los titulares del permiso tienen acceso a servicios sociales y sanitarios en igualdad de condiciones que los ciudadanos españoles.

 

Educación

Los niños tienen derecho a acceder a la educación en centros públicos.

 

Trabajo

Los cónyuges y familiares mayores pueden solicitar autorización para trabajar en España.

 

Conclusiones

La residencia familiar en España ofrece la oportunidad de reunirse con seres queridos y establecer una vida en común en este país. Cumplir con los requisitos y seguir el procedimiento adecuado es fundamental para obtener el permiso de residencia, lo que brinda acceso a beneficios sociales, educativos y laborales en igualdad de condiciones con los ciudadanos españoles.

La integración familiar es un aspecto esencial para el bienestar emocional y social, y la residencia familiar en España facilita este proceso, permitiendo que las familias se establezcan y prosperen juntas en un entorno legal y amigable.