Legaloner

Arraigo familiar en España

¿Cuál es la definición de residencia por arraigo familiar?

El arraigo familiar es una autorización especial de residencia que permite vivir y trabajar en España durante 5 años (aumentado de 1 año anteriormente) a ciudadanos no comunitarios que demuestran un vínculo con un ciudadano español para obtener la residencia familiar.

Este permiso ya no se limita únicamente a hijos o padres de españoles; en la actualidad, se extiende a nuevos casos, lo que amplía la posibilidad de obtenerlo para más extranjeros. Sin embargo, la autorización es de 1 año (puede ser renovada o modificada a residencia y trabajo) para aquellos que lo soliciten como hijos de padres que fueron originalmente españoles.

El proceso de solicitud tiene requisitos accesibles, y dado que se puede obtener estando en situación irregular (sin necesidad de un visado para ingresar a España), es una opción atractiva. Además de su validez por 5 años, permite trabajar en España ya sea como empleado (trabajando para una empresa) o de forma independiente (registrándose como autónomo/a y ofreciendo servicios profesionales).

El arraigo familiar, junto con otras formas de arraigo (social, laboral y para formación), está establecido en el Artículo 123 (específicamente en el 124) del reglamento general de extranjería español.

Hay diversas vías para obtener esta autorización, pero todas comparten un requisito común: ser familiar de un ciudadano español o comunitario para solicitar el arraigo familiar. De esta forma podrás optener tu número NIE.

Cómo obtener el arraigo familiar: todos los casos posibles

Desde la actualización del reglamento de extranjería, se ha ampliado el acceso al régimen general para incluir a más familiares que anteriormente estaban bajo el régimen comunitario. Ahora, muchos familiares de españoles que antes necesitaban una tarjeta comunitaria para residir en España pueden hacerlo a través del arraigo familiar. Esto ha ampliado el número de extranjeros que pueden beneficiarse de sus ventajas en comparación con la solicitud de una tarjeta comunitaria.

 

A continuación, se detallan los diferentes escenarios para solicitar esta autorización de residencia, manteniendo como requisito común un vínculo con un ciudadano español así como otro ejemplo, la reagrupación familiar

 

Arraigo familiar por ser padre de hijo español

La primera opción para obtener este tipo de arraigo es ser padre de un hijo español menor de edad. ¿Es necesario convivir con el menor? No necesariamente, ya que existen dos situaciones distintas. En un caso, el padre o la madre conviven con el hijo de nacionalidad española.

Pero también es posible solicitar este arraigo si no se convive con el menor, pero se cumplen las obligaciones paternofiliales, como estar al día con los pagos de la pensión alimenticia y cumplir con el régimen de visitas.

 

Arraigo familiar por tener hijo comunitario

Por otro lado, si un extranjero tiene un hijo italiano, alemán, francés u otro ciudadano de la Unión Europea, también podría solicitar el arraigo familiar. Aquí, nuevamente, hay dos casos diferentes:

Si se dispone de recursos económicos suficientes, en lugar del arraigo se solicitaría la tarjeta comunitaria (válida por 5 años). Si no se tienen suficientes recursos y tampoco se convive con el hijo o hija, entonces se debe solicitar el arraigo familiar.

 

Arraigo familiar por ser hijo de español de origen

Otra posibilidad es ser hijo de un ciudadano español de origen, es decir, tener un padre o madre de nacionalidad española. En este caso, solo se requiere presentar el acta de nacimiento para demostrar el vínculo familiar, y así se obtiene el arraigo familiar. La edad al momento de la solicitud es irrelevante, ya que el único requisito es demostrar el vínculo.

 

Arraigo familiar por matrimonio o pareja de hecho acreditada

En este caso, tanto el cónyuge como la pareja de hecho acreditada del ciudadano español pueden solicitar esta autorización. Es importante precisar el término «pareja acreditada», que se refiere únicamente a parejas registradas. Las parejas no registradas seguirán solicitando la tarjeta comunitaria.

 

Ascendientes del español o de su pareja

Los padres del ciudadano español o de su pareja también pueden solicitar esta autorización. Si estos ascendientes son menores de 65 años, deberán vivir a cargo del español y depender económicamente de él o ella.

 

Hijos o descendientes

Los hijos menores de 21 años tanto del español como de su pareja también pueden obtener la residencia por arraigo. Si tienen más de 21 años, se deberá demostrar que viven a cargo.

 

Tutor de un menor y persona que presta apoyo

Por último, dos casos poco habituales pero nuevos en la normativa del arraigo: el tutor legal de un menor español que no sea su progenitor y una persona que presta apoyo a un español con discapacidad, aunque no tengan un vínculo de sangre con ellos. En el primer caso, el tutor también deberá estar a cargo de las obligaciones paternofiliales del menor; y en el segundo, la persona que presta apoyo debe convivir con el español.

Requisitos para el arraigo familiar

Además de pertenecer a uno de los supuestos mencionados anteriormente, hay una serie de requisitos que debes cumplir para solicitar esta autorización de residencia por circunstancias excepcionales, ahora más simples que antes:

  • No tener antecedentes penales o policiales en España ni en ningún otro país donde hayas vivido en los últimos 5 años.
  • No ser ciudadano comunitario.
  • No estar prohibido de entrar a España ni estar dentro de un período de expulsión.
  • Estar físicamente en España (la solicitud no puede hacerse desde tu país de origen), incluso si te encuentras en situación irregular.
  • Demostrar el vínculo de parentesco con el ciudadano español.

A diferencia del arraigo social o laboral, no es necesario demostrar un período previo de residencia en España. Podrías solicitar esta autorización después de haber estado en el país por solo 1 o 2 semanas.

Una ventaja más de este permiso de residencia en España es que NO requiere medios económicos, a diferencia de la antigua solicitud a través de la tarjeta comunitaria. No es necesario presentar un contrato de trabajo ni demostrar fondos económicos suficientes en tu cuenta bancaria.

Documentos que debes proporcionar:

Debido a la simplicidad del trámite, no se requiere una gran cantidad de documentos para tu solicitud:

  • Formulario de solicitud EX-10.Certificado de antecedentes penales del país de origen.
  • Tu pasaporte completo y una copia válida y vigente.
  • Certificado de nacimiento de tu hijo español o comunitario (en caso de optar por esa vía).
    Tu acta de nacimiento para demostrar el vínculo de parentesco si eres hijo de padre o madre originariamente español.
  • Documentación que acredite el registro de matrimonio o pareja de hecho si es aplicable.
  • El acta de nacimiento de tu padre o madre español de origen.
  • Documento de tutela del menor si eres su representante legal.
  • Acta de nacimiento del descendiente si solicitas el arraigo como padre o madre de un español.
  • Documentos que demuestren la discapacidad del ciudadano español o la necesidad de apoyo para el ejercicio de su capacidad jurídica, si corresponde al último caso mencionado, además del DNI del ciudadano español.
  • Certificado de empadronamiento conjunto con el ciudadano no comunitario.
  • Recuerda que cualquier documento extranjero debe estar traducido al español y legalizado/apostillado, especialmente las actas de nacimiento.

¿Dónde y cómo solicitarlo?

El proceso debe iniciarse desde España, no desde el extranjero. El solicitante debe haber viajado al territorio español antes de presentar su expediente. Una vez tengas toda la documentación lista, debes enviarla a la Oficina de Extranjería correspondiente a tu residencia habitual. Actualmente, este procedimiento se realiza completamente en línea o por vía telemática.

Presenta tu solicitud en línea usando tu certificado digital a través de la plataforma Mercurio.

El tiempo exacto de resolución variará según la oficina de extranjería (las de las grandes ciudades pueden ser más lentas debido a una mayor carga de expedientes). Sin embargo, este proceso suele ser rápido y es posible recibir una respuesta en pocas semanas.

Legalmente, la administración tiene 3 meses para emitir una resolución. Si no recibes respuesta después de este tiempo, se considerará que tu expediente ha sido denegado por silencio administrativo negativo.

Una vez obtengas una resolución favorable, debes solicitar tu tarjeta física (TIE). Para ello, lleva tu pasaporte, la resolución positiva, el formulario EX-17, el pago de la tasa 790-012 y 3 fotografías de carné a la oficina de extranjería.

¿Qué hacer si rechazan la solicitud?

Es poco común que rechacen la solicitud si cumples con los requisitos. Sin embargo, si eso sucede, tienes dos opciones:

Presentar un recurso de reposición por vía administrativa.
Ir directamente a la vía judicial presentando un recurso contencioso administrativo.
Decidir entre ambas opciones puede ser tedioso y complicado. Es recomendable analizar tu situación con abogados para determinar si es necesario recurrir (y qué tipo de recurso) o si hay otras alternativas para obtener la residencia en España.

Renovación del arraigo familiar:

Cuando finalice el plazo de la tarjeta (ya sea de 5 o 1 año), llega el momento de renovar.

Si la tarjeta es de 5 años, podrás solicitar una tarjeta de larga duración.

Si obtuviste una tarjeta por 1 año al solicitar el arraigo como hijo de padre o madre españoles, no podrás renovar. En ese caso, técnicamente realizarás una modificación: cambiarás a un permiso de residencia regular.

La renovación tiene requisitos estrictos, especialmente laborales, que pueden presentar dificultades.

Tienes tres opciones disponibles para renovar/modificar:

Residencia no lucrativa si dispones de medios económicos suficientes y no has trabajado (ni planeas hacerlo).
Permiso de trabajo por cuenta propia si has estado prestando servicios como profesional independiente.
Permiso de trabajo por cuenta ajena si puedes demostrar un mínimo de tiempo trabajado en el país.
Si no cumples con los requisitos para ninguna de estas opciones, podrías hacer una prórroga del arraigo familiar (similar a una segunda solicitud).